Los 7 errores épicos que no puedes cometer para vender más en internet

Crear una tienda online es técnicamente sencillo, hacer que tu tienda online genere ventas es algo más laborioso.

Sabias qué el 96% de las tiendas online fracasan en su primer año de vida.

Lo se son datos muy desalentadores, tan solo el 4% logra sobrevivir.

¿Y porqué ocurre esto?

A menudo me encuentro con comentarios como estos:

Tener una tienda online está bien porque te conoce más gente, pero hay que dedicarle mucho tiempo.

Abrí una tienda online con mucha ilusión, le he dedicado horas y mucho empeño y no he visto resultados

Por otro lado en Internet encuentras mucha información o mejor dicho desinformación, existen una serie de falsos gurús que predican trucos, acciones y estrategias de marketing que ni siquiera han probado.

Hoy quiero explicarte los 7 errores que he corregido y como ha cambiado el rumbo de mi negocio y el de mis clientes.

Estás preparado/a, ¡Empecemos!

 

1.- Mala definición de tu cliente ideal

Cuando empiezas un negocio, ya sea online o tienda física, la mayoría de emprendedores tendemos a hablar y magnificar nuestro producto, servicio, la calidad de los materiales, etc….

Si ya tienes una tienda tradicional, desde el día que abriste la puertas has estado presente atendiendo a tu clientela, asesorando, recomendando y finalmente cerrar la venta.

En Internet, vender con tu tienda online, es completamente distinto, no estás presente, no sabes quién ha entrado tu tienda y no sabes qué dudas o preguntas tiene ¿o sí?

Los negocios de mayor éxitos son aquellos que mejor definido tiene a su cliente ideal.

Para captar la atención de las personas que entran a tu tienda online y convertirlos en clientes, hoy día no basta con decir que mi cliente son todos, o definir un rango de edad, idioma y sexo.

Entonces ¿qué debemos saber de tu cliente ideal?

Además de la edad, sexo, localización, estado civil, si tiene hijos y intereses, deberás averiguar, y esto es muy importante:

  • ¿Qué le preocupa?
  • ¿Qué problemas tiene que tu producto o servicio puede solucionar?
  • ¿Cuales son sus aficiones?
  • ¿Cómo se siente frente a sus problemas?
  • ¿Cuales son sus ilusiones?
  • etc…

Podría decir que el 80% del éxito de tu tienda online pasa por la definición exacta de tu cliente ideal.

Yo ya he pasé por estar un año entero dedicando muchas horas a mi web sin demasiados resultados y en el momento que tuve bien definido a mi cliente ideal habéis empezado a venir como si utilizara un imán de clientes con mi web

2.- Falta de tráfico “visitas” hacia tu sitio web

Este error es el más frecuente de entre los empresarios que tienen una tienda online en marcha y no venden, la falta de visibilidad.

Existen diferentes estrategias para atraer visitas hacia tu tienda online, todas son acciones válidas pero entre todas hay una que es de la que me he enamorado, deja que te lo cuente desde el principio

Cuando empecé por mi cuenta en el 2015, estaba muy preparado y motivado, me iba a comer el mundo y dediqué mis esfuerzos a conseguir que mis clientes llegaran a la web.

Etapa 1 – Preparé mi sitio web para posicionarse en Google, y después de redactar todos los textos ya estaba lista, empecé a hacer acciones de posicionamiento web SEO

Me pasé unos cuantos meses creando enlaces, escribiendo en blogs amigos, siendo activo en foros e invirtiendo muchas horas al día y tenía buenos resultados pero no me compensaba las horas invertidas.

Etapa 2 – Siguiendo con el posicionamiento web, empecé a crear grandes contenidos para que además de los foros Google me considerada una autoridad en mi nicho y lograra visitas constantes

Estas dos técnicas son muy válidas pero hay que dedicarles muchas horas y en el momento que dejas de publicar contenido o atender a los foros, las visitas desaparecen.

Etapa 3 – LA SOLUCIÓN, aquí es donde ha empezado mi romance, encontré la solución a mi falta de visibilidad y me enamoré,  invertí en publicidad, pero no cualquier publicidad, después de hacer una definición exacta de mi cliente ideal me di cuenta de que la mayoría de mis clientes tienen cuenta de Facebook.

Facebook fué la solución a la falta de visibilidad, pero no vale hacer una publicidad sin más, debes de preparar el terreno como yo he hecho y hacer campañas pequeñas, hacer pruebas tipo test hasta verificar cual es la más rentable.

Actualmente estoy invirtiendo unos 150€/mes en Facebook Ads y recibo más de 20 solicitudes de presupuesto cada mes, cierro entre 4, 5 ventas,

¿Cuánto te costaría un comercial que trabaje 24 horas al día incluidos festivos?

3.- Tener un sistema de registro vago o poco alentador

Siguiendo evitando los errores, cuando ya tienes a tu cliente ideal bien definido y lo atraes a tu tienda online, solamente un 3% siendo muy optimista te comprará.

¿Qué pasa con el resto de posibles clientes que no te compran?

Lo que hay que provocar a esos clientes que no han comprado, que te dejen sus datos, su e-mail y su nombre para poder enviarle tus promociones.

He visto infinidad de vagos captadores de e-mail en Internet y me gustaría que pensaras por un momento porqué un posible cliente debería de entregarte su e-mail, si ni siquiera te conoce.

Tener el e-mail de tu cliente es media venta, tal vez no te compre hoy, pero le darás muchas oportunidades para que se convierta en cliente en la próxima semana o en tu siguiente promoción de navidad, rebajas, día del padre, día de la madre….

Para provocar que un usuario que no nos conoce se registre a tu tienda o newsletter, debes de darle algo a cambio que sea de gran valor, puedes solucionar un problema a tu cliente con información valiosa:

  • Una muestra de tu servicio o product
  • Una guía descargable en PDF
  • El catálogo
  • Una sesión gratis
  • Un descuento (este último no me gusta demasiado)

Piensa en algo y entrégalo a tu cliente cada vez que se apunte a tu newletter

4.- Utilizar sistemas de venta online anticuados

Hoy día en Internet los usuarios huyen de las superofertas, hay tantas que la mayoría han perdido el valor atractivo, el sistema agresivo de COMPRAME, COMPRAME, COMPRAME, ha perdido su efectividad.

Hoy día hay que utilizar otras técnicas, tienes que enamorar a tu cliente y paso a paso llevarlo a tu terreno.

Para iniciar una relación con un usuario y hacer que se convierta en cliente debes seguir los siguientes pasos:

1.- Ingrigar

Mostrar un contenido de valor que llame la atención a tu cliente y solucionar uno de sus problemas o dudas

2.- Contactar

Ahora que ya le has llamado la atención con la intriga provoca que se suscriba a tu boletín de correo a cambio un irresistible imán de atracción.

3.- Producto puente

Una vez tu cliente ha demostrado interés en tu negocio y se ha suscrito, es el momento de provocar una pequeña venta, ofrecele tu producto puente que transformará la psicología del usuario en cliente al comprar tu producto más económico.

5.- Vender

Ya tienes un potencial comprador, es el momento de vender tu producto más caro o el resto de productos.

La persona que ya te ha comprado siguiendo estos pasos, no dudará en generar una gran confianza en ti y te será un cliente fiel

5.- No usar adecuadamente las palabras clave

A menudo oímos hablar de palabras clave, de SEO, de posicionamiento web y en muy pocas ocasiones encontraréis guías sobre el uso correcto de palabras clave.

Pero… ¿qué son las palabra clave?

Las palabras clave , son aquellas palabras que usa tu cliente para referirse a tu producto o servicio.

Si has hecho una buena definición de tu cliente ideal, ahora sabrás qué tipo de lenguaje utiliza, no tiene el mismo vocabulario un joven de 23 años que una señora de 52, hasta aquí estamos de acuerdo.

Cuando ya tienes claras las palabras que utiliza tu cliente ideal, lo que debes hacer es una lista de sinónimos de esas palabras, ya que a un mismo producto se pueden referir con palabras similares.

Con todo esta lista de palabras debes utilizar:

En el título: la palabra más usada o la que mejor define a tu producto

Dentro de la descripción: repetir la palabra clave en el primer párrafo y usar las palabras similares dentro del texto

En las categorías: además de usar palabras clave generales acompañarlas de la palabra COMPRAR

En la página HOME: usar palabras clave generales de cola corta

Dentro de páginas de productos: usar palabras clave de cola larga

Dentro del blog: usr el resto de palabras clave que no has utilizado ni en fichas de producto, ni categorías.

En las imágenes: Sustituir el nombre de la foto por la palabra clave.

Por favor, no seáis simples con los títulos, hacer una descripción de 3-5 palabras

6.- No tener un embudo de venta

Os voy a contar, que no es un embudo de venta:

  • Un embudo de venta no es el proceso de compra
  • Un embudo de venta no es un autorespondedor (correo automático)
  • Un embudo de venta no es una landing page

Crear un embudo de venta es el proceso o camino lógico que ha de recorrer un usuario desde que entra a tu tienda online hasta que se convierte en cliente.

Un embudo de venta tiene diferente etapas y su funcionamiento es el siguiente:

  1. Atrae a tus clientes potenciales.
  2. Los transforma en personas interesadas.
  3. Crea relaciones de confianza con ellas.
  4. Los guía estratégicamente a través de tus producto y/o servicios.

Disponer de un embudo de ventas que funciona en automático es la diferencia entre tener una tienda online y tener una tienda online que vende.

Existe un plan estratégico para cada negocio, producto, servicio y empresa, no te conformes con un embudo de ventas generalizado, construye tu propio embudo de ventas.

7.- Disponer de un diseño poco profesional

Qué ocurre cuando lo tienes todo a punto y el diseño no es profesional.

Atraes a miles de visitas a tu web, tienes un imán de atracción bueno y un carro de compra que funciona perfectamente, pero el diseño es poco atractivo y no genera confianza.

Los botones son pequeños, los colores dificultan la lectura, las fotos son de mala calidad, los menús no son intuitivos….

Si este es tu problema no te va a funcionar nada de lo que hagas.

El éxito de una tienda online que vende depende de todos y cada uno de los elementos aquí descritos, la falta de uno de ellos tirará al traste el resto del negocio y no queremos eso.

Imagina que lo tienes todo inviertes en publicidad y generas unas pocas ventas… cuando decidas cambiar tu antiguo diseño por una imagen profesional puedes aumentar las ventas en más de un 10, 20, 30 incluso un 40%, solo mejorando el diseño.

Revisa estos 10 problemas específicos de diseño que llevaban al rechazo o desconfianza de un sitio:

  • Nombre inapropiado de la tienda
  • Esquema complejos (usabilidad mala)
  • Falta de ayudas de navegación (menús)
  • Diseño aburrido (especialmente en el manejo del color)
  • Ventanas emergentes y publicidad
  • Carga lenta (revisa las páginas de inicio, introducciones flash, etc.)
  • Letra pequeña
  • Mucho texto sin aire que facilite la lectura
  • Falta de datos legales de la empresa
  • Falta de ayuda en búsqueda / índice (buscador interno)

Ha sido largo pero todo llega a su fin, revisa cada error en tu sitio web y en caso de detectarlo soluciónalo de inmediato, seguramente aumentarás el número de ventas y las posibilidades de crecer como empresa.

Si te ha gustado ayúdame a ayudar a más emprendedores y compártelo con tus amigos de facebook, twitter, etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *