5 trucos para diseñar la carta de tu restaurante de forma estratégica

La carta del restaurante es la primera tarjeta de presentación que mostramos a nuestros clientes. 

Con la llegada del Covid-19 muchos establecimientos ya han bajado la persiana porque, otros no consiguen llenar, incluso están pensando en cerrar definitivamente.

Pocos son los restaurantes que disfrutan de la misma calidad y cantidad de clientela que tenían.

Hoy voy a mostraros los 5 trucos para diseñar la carta del restaurante de forma estratégica para que se le haga la boca agua a tu cliente y vengan a comer o cenar más a menudo.

Colguemos el cartel de LLENO mejorando tu carta de restaurante

Tanto tu carta del restaurante como el menú no es un simple listado de platos, sino que es tu primera estrategia de marketing para captar y facilitar la toma de decisión del cliente, ya que muchas veces la carta es el condicionante de que un cliente se quede a comer a tu restaurante o se vaya a la competencia.

Evita la carta infinita

Está demostrado que las cartas de más de 4 páginas causan un efecto negativo a las personas, la verdad es que cuantas más opciones tienes a elegir te desanimas y tiendes a sentirte más indeciso.

La simplicidad motiva la decisión, cuando haces que comprar sea sencillo el cliente tiende a repetir y recomendar tu restaurante a su círculo de amigos y familiares

Menos es más

Si hoy tienes una carta muy larga te recomiendo eliminar esos platos que menos se venden, aunque sean muy exquisitos para tí, y reduce el numero de platos de tu carta.

Tus clientes te recordarán por ese plato excelente y no por la cantidad de platos en la carta

Las descripciones sugestivas venden más

No me refiero a mencionar todos los ingredientes del plato sino a describir la explicación perfecta para que al cliente se la haga la boca agua, te voy a poner un ejemplo, ¿qué prefieres?

Unos “Canelones caseros rellenos de carne asada, bañados con bechamel y gratinados con queso emmental” o unos “Canelones de carne”.

A mi se me ha abierto el apetito solo de escribir el primer plato

Platos con nombre propio

Otra técnica o truco para redactar un plato es ponerle nombre propio o palabras que acerquen a tu cliente a un recuerdo familiar, casero y que le transmita que se trata de un plato artesanal.

Te pongo un ejemplo, en vez de poner “Croquetas de carne”, ponemos “Croquetas de la abuela Mariona”.

Ya me estoy imaginando a mi abuela cuando la veía en la cocina preparando de comer.

Productos con denominación de origen

Puedes resaltar la identidad de un plato y de sus ingredientes indicando la procedencia de los mismos, Por ejemplo, si servimos un chuletón de carne con verduras asadas y la carne es procedente de Asturias y las verduras de huertos ecológicos, podemos poner “Chuletón de carne de asturias con verduras ecológicas asadas”.

De esta forma logras que los platos y tu propio restaurante tenga una calidad superior y tus clientes pueden estar dispuestos a pagar más por ello.

Carta digital integrada en tu página web del restaurante

Estamos en la era digital y he visto estos días a muchos restaurantes contratar servicios externos a su propia web para digitalizar la carta.

Tu cliente visita tu página web antes incluso de ir a tu restaurante, y no puedes tener una carta desactualizada en la web y otra en tu restaurante con el código QR.

Tu página web ha de poder crecer al igual que crece tu restaurante y poderse adaptar a tus necesidades y no al revés.

Si necesitas actualizar tu página o hacer una página nueva entra aquí e infórmate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.